Make your own free website on Tripod.com

Home

Historia | Mesa Directiva | Características del caballo Azteca | Reglamentos y Registros | Registro de caballos Aztecas | Noticias
A.C.C.P.R.A.M.
Historia

logo_cesa.gif

Historia sobre el Caballo de Raza Azteca

Situada al noreste de Texcoco en el valle donde del sacrificio de Quetzalcoatl nace: LA HUMANIDAD.

Ahí donde se levantan majestuosas las Pirámides del Sol y de la Luna se encuentra TEOTIHUACAN: "DONDE LOS HOMBRES SE HACEN DIOSES" y donde florece durante siglos el Imperio Azteca.

La raza azteca nace de la idea de devolver a México su caballo, nuestro país después de la conquista toma a este animal como propio ya que al escaparse algunos caballos traídos por los españoles, el pueblo mexicano los doma, utilizándolos para el trabajo del campo y para su transporte ocupando desde ese momento un lugar muy importante en la nueva cultura del mestizaje.

Mucho de esos ejemplares perduran por muchos años en el norte de América llegando a los Estados Unidos donde son capturados y mejorados genéticamente, no obstante que los caballos se fueron reproduciendo salvajemente en tierras mexicanas, al ser mejorados y adaptados a las costumbres de otro país, México pierde a su preciado amigo, teniendo que importarlo o conformándose con caballos criollos que no llenaban las expectativas de los jinetes mexicanos.
En la década de los 60´s, nace la inquietud de realizar algunas cruzas con el propósito de crear una raza netamente mexicana bajo los parámetros que el pueblo deseaba:

El caballo debería poseer las siguientes características:

a.- Alzada no muy alta como las razas peninsulares ibéricas, pero no tan bajito como el cuarto de milla.
b.- Tener cuartos traseros muy fuertes, muy ágil como el cuarto de milla y la arrogancia y elegancia de las razas peninsulares ibéricas
c.- Crin y cola bien pobladas pero no tan exageradas que cayeran en lo burdo.
d.- Versátil: que pudiera utilizarse en las faenas del campo mexicano, pero también poseedor de los aires necesarios para la doma clásica, la rienda charra, paseo y rejoneo.

México y España son dos países que tradicional e históricamente siempre han estado ligados así que una vez más vuelven a unirse por medio del proyecto de crear una raza caballar mexicana, Don Antonio Aria Cañadilla hombre de grandes ideas, de carácter emprendedor se dá a la tarea conjuntamente con otros criadores de caballos cuarto de milla y razas peninsulares ibéricas de realizar los primeros cruzamientos.

A finales de los años setenta lo que era un mero proyecto toma forma y se inician los primeros cruzamientos de sementales de razas peninsulares ibéricas con yeguas cuarto de milla, y yeguas criollas seleccionadas, varios criadores convencidos del proyecto y del éxito que en futuro cercano tendrían con esta nueva raza arriesgan cuatro o cinco generaciones de sus ejemplares guiados por un equipo de médicos veterinarios genetistas teniendo muy claro el objetivo de la raza: VERSATILIDAD Y ELEGANCIA.

Una vez que obtuvieron los productos de las primeras cruzas se inició el trabajo de mejoramiento después de pasar numerosos exámenes zoometricos, funcionalidad, profundidad torácica, etc., ante autoridades de la Secretaria de Agricultura y Ganadería el caballo de nombre: CASAREJO recibe el registro numero UNO siendo el ejemplar fundador de la Raza Azteca, documento histórico que se encuentra en los registros de la Secretaria de Ganadería y Agricultura de México.

A.C.C.P.R.A.M., A.C.
Todos los Derechos Reservados ®